Quienes Somos - CARRERA CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN SOCIAL

Presentación

La Carrera Ciencias de la Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés es una institución educativa moderna e innovadora, orientada al futuro para formar personas productivas que agreguen valor a la sociedad.

ANTECEDENTE 

 

La carrera de Ciencias de la Comunicación Social es una de las más recientes tanto dentro de la universidad como de la facultad de Ciencias Sociales, en algo más de treinta años de existencia, su crecimiento fue acelerado a pesar de muchas trabas que surgieron en el camino. Desde una carencia de condiciones muy profunda se llegó hasta la acreditación. Su desarrollo apresurado hace que la carrera de Ciencias de la Comunicación Social, sea una de las más numerosas de la UMSA, siendo la tercera, dentro de las 54 carreras con crecimiento estudiantil e infraestructura.

HISTORIA

La carrera de Ciencias de la comunicación Social de la UMSA, se fundó el 22 de agosto de 1984, como parte de un intento de respuesta a un momento crucial de la historia del país, en que de manera colectiva, se luchaba por la consolidación de la democracia, recientemente arrebatada al largo período dictatorial, cuando el gobierno de la Unidad Democrática y Popular (UDP) (1982-1985) lidiaba por la crisis económica más profunda que jamás había vivido el país. Ante este panorama complejo se requería de un tipo de comunicación social con una concepción ideológica, social y académica diferentes a las del contexto del momento, una concepción que obedeciera a los profundos
requerimientos del pueblo boliviano.


Al ser solo la Universidad Católica la única en el país que contaba con una carrera de Comunicación Social, se hacía necesario que la Universidad Mayor de San Andrés, creara su propia carrera de este tipo. Así junto a las carreras de Antropología y Arqueología nace la carrera de Comunicación Social como parte de la facultad de Ciencias Sociales (CCS, 2011: 24).


Gualberto Lizárraga, el primer director de carrera, junto a una comisión se encargó de la organización técnica de la currícula de la nueva carrera. Sin embargo las falencias al principio fueron muchas, una de ellas fue la inexistencia de comunicadores profesionales
formados en la UMSA para que pudieran impartir docencia, por lo que se solicitó el concurso de docentes de la Universidad Católica Boliviana. Siendo contratadas para el efecto las licenciadas Sandra Aliaga y Magali Camacho de la Vega, constituyéndose en las primeras docentes de la carrera.

 

Ante la ineficacia del plan de estudios establecido desde la fundación de la carrera en 1984, se vio la necesidad de instalar el Primer Congreso Interno que se efectuó en marzo de 1996. Resultado de la misma, y ante un trabajo prolongado de varios meses, se consiguió al fin estructurar una currícula más adecuada y completa, que articulaba tanto teoría como práctica.

 

Un año después, en 1997, la carrera de Comunicación Social inicia una nueva era institucional pues se pone en funcionamiento el nuevo Plan de Estudios, aprobado por el Honorable Consejo Universitario, y que había sido trabajado un año antes, cuya vigencia continúa hasta la actualidad. De este modo la nueva currícula de la Carrera de Comunicación, garantizaba la unidad de teoría y práctica, para cumplir con una formación más efectiva de sus estudiantes, manifiesta en los Talleres de Síntesis Verticales. Asimismo el nuevo plan de estudios
contó y cuenta con cuatro modalidades de graduación: Tesis de Grado, Examen de Grado, Trabajo dirigido y Proyecto de Grado, con mención en Licenciatura(comunicación.umsa.bo), que fueron establecidos para elevar el nivel de cantidad y calidad de los futuros profesionales comunicadores.

Hasta el año 1999, las clases eran impartidas en algunas aulas instaladas en el Edificio Hoy, ubicado en la Av. 6 de Agosto y el monoblock de la UMSA en la ciudad de La Paz, pero ante una mayor población estudiantil, 2.480 para el año mencionado, se procedió a la búsqueda de instalaciones más adecuadas. El 26 de abril de 1999 debido a esta gran falencia, se acordó en una asamblea docente-estudiantil la ocupación forzada del edificio que perteneció a la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL) y que también fue sede en algún momento del Instituto Nacional de Reforma Agraria, INRA para esta hazaña, se organizaron alrededor de 200 estudiantes y 10 docentes que terminaron ocupando exitosamente las instalaciones previstas (Ídem). Así este edificio pasó a manos de la Universidad, y la carrera de Comunicación Social obtuvo su primera infraestructura que durante mucho tiempo se conocería como “ex INRA”, hasta que recientemente recibió el nombre de edifico “Luis Espinal” en honor al sacerdote, periodista y activista muerto durante el tiempo de las dictaduras. Sería a partir del mes de octubre del año 2003, que se ocuparían legalmente los ambientes antes ocupados de modo forzoso (comunicación.umsa.bo).

 

Para el año 2002, la carrera ya plenamente reconocida como tal, sufrió un golpe institucional muy duro, a causa de irregularidades que comenzaron a darse a partir de una convocatoria publicada para el proceso de evaluación y contratación de docentes de ese año, al que postularon 73 profesionales que dictarían cátedra desde el 2003. Ante las pruebas de 45 de ellos que fueron inhabilitados, poco tiempo después, en el informe de comisión evaluadora de la carrera los mismos figuraban como habilitados (Ibíd).


Así se descubrió que el tribunal encargado de evaluar a los postulantes no sólo no cumplía con los requisitos establecidos, sino que algunos de los aspirantes formaban parte del mismo tribunal calificador, lo que consiguieron en contubernio con el Director de Carrera, Ivan Miranda juntamente con el Centro de Estudiantes, de entonces, que se denominaba GÉNESIS y algunos docentes que conformaban la comisión irregular.


Posteriormente tras una auditoria solicitada por el siguiente Director de Carrera, Ramiro Rolque, se optó por excluir a 11 docentes cuya designación había sido irregular Sin embargo, en 2005 con el auxilio de un Amparo Constitucional interpuesto por los docentes excluidos, se les permitió reincorporarse a la docencia en calidad de investigadores invitados, lo que costó a la carrera y a la universidad el exorbitante monto
de 800 mil bolivianos entre las gestiones 2005-2008 por concepto de desembolso investigativo, sin presentar resultado alguno de su trabajo. Lo que motivó durante 2008 la protesta estudiantil y docente, a través de movilizaciones, que culminaron con la toma del Monoblock de la UMSA en abril de 2009. Hasta que al fin, a través de la presión que consiguió una auditoria, se obtuvo, el 22 de julio de ese año, la nulidad del proceso de contratación de los 11 docentes irregulares

 

La carrera de CCS y la facultad requerían de nuevos ambientes de estudio, es así que se proyectó  la construcción del nuevo edificio de la Facultad de Ciencias Sociales, durante la gestión del Rector Antonio Saavedra Muñóz, la Decana de la Facultad, Teresa Moreno Morales, y el Centro de Estudiantes Facultativo (CEFACS) ROJOS, 1991 al 1994. Sin embargo la ejecución del proyecto de construcción se realizó recién a más de seis años concluyéndose en el año 2013 (fmbolivia.com.bo), durante la gestión de la Rectora Teresa Rescala y  el Decano de Ciencias Sociales, José Teijeiros, que albergaría al menos a 7.000 estudiantes de las cinco carreras de la facultado Empero una vez que por concluirse la construcción del nuevo edificio, se trató de negar a la carrera de Comunicación Social el ingreso a los pisos que le correspondían, objetando que la misma ya contaba con predios propios en el edificio ex INRA, instalaciones que quedaba chico ya que solamente contaba con 10 aulas para 4000 estudiantes (pixturi.blogspot.com:2010). Pero fue gracias a esta multitudinaria movilización de la carrera: la intervención del Centro de Estudiantes (FUERZA), directora de la carrera Gabriel Sotomayor y Decano se consiguió que la carrera de Ciencias de la Comunicación Social pudiera obtener los dos pisos correspondientes al nuevo edificio. De esta manera se inició la primera gestión en los nuevos predios del
edificio recién construido, conocido en la actualidad como René Zavaleta Mercado.

 

A finales del mismo año se daría uno de los pasos más importantes en la historia de la carrera, la acreditación a nivel internacional. Tras un largo proceso de preparación y evaluación interna, de aproximadamente dos años, en el que se ejecutó la revisión de los planes de estudio, la producción investigativa, el nivel de interacción con la sociedad, el tipo de infraestructura, el equipamiento, entre otros, la carrera fue finalmente  evaluada externamente y posteriormente acreditada, el 9, 10,11 y 12 de diciembre del año 2013, recibiendo una puntuación de 71,89 sobre 100. Tras de lo cual se le brindó un reconocimiento institucional y académico. De esta manera, la Carrera de Ciencias de la Comunicación Social se constituye en la primera carrera de Comunicación Social del país que recibió una acreditación a nivel internacional. Lo que pone a la UMSA en el primer lugar, a nivel nacional, al contar con el 65%, de sus carreras con  acreditación internacional (fmbolivia.com.bo/comunicación.umsa.bo/erbol.com.bo).

Organigrama